Publicación aportada por Central de las Escrituras

Black Logo

¿Por qué el Señor le habla a los hombres “de acuerdo con el idioma de ellos”?

KnoWhy #258 | Noviembre 28, 2017

"Porque el Señor Dios ilumina el entendimiento; pues él habla a los hombres de acuerdo con el idioma de ellos, para que entiendan"

2 Nefi 31:3

El Conocimiento

A medida que la iglesia crecía rápidamente de 1830 a 1831, no tomó mucho tiempo para que los primeros hermanos reconocieran la necesidad de imprimir las muchas revelaciones que José Smith estaba recibiendo. En una conferencia celebrada el 1 de noviembre de 1831, se tomó la decisión de imprimir el Libro de Mandamientos, un precursor de Doctrina y Convenios.1 En la misma conferencia, algunos sintieron que el lenguaje utilizado en las revelaciones no era digno de la voz del Señor.2 En el prefacio revelado al libro, ahora Doctrina y Convenios 1,3 el Señor respondió: "[E]stos mandamientos son míos, y se dieron a mis siervos en su debilidad, según su manera de hablar, para que alcanzasen entendimiento" (v. 24). El profeta Nefi, al escribir en el siglo VI a. C., enseñó de manera similar que Dios "habla a los hombres de acuerdo con el idioma de ellos, para que entiendan" (2 Nefi 31:3). El antropólogo mormón Mark Alan Wright señaló: "El lenguaje no se limita por las palabras que utilizamos" sino que también "conlleva signos, símbolos y gestos corporales imbuidos con el significado de las culturas que las produjeron".4 El mismo Libro de Mormón provee ejemplos que ilustran cómo Dios adapta la manera en que Él se comunica al entendimiento de Sus siervos. Muchos eruditos han comentado en cómo "el llamamiento profético de Lehi encaja en el contexto histórico del Israel preexílico".5 Los elementos clave de este patrón incluyen ver a Dios en su trono, ver concursos de ángeles, recibir un libro celestial y ser llamado a entregar el mensaje del libro a la gente (véase 1 Nefi 1:8-14).6 Mientras que muchos elementos de revelación antiguos del Cercano Oriente persistieron entre los profetas nefitas,7 Wright notó que "los profetas posteriores en el Libro de Mormón—aquellos que se basan firmemente en el Nuevo Mundo", recibieron llamamientos proféticos en "un patrón que se puede detectar en la antigua Mesoamérica".8 Los hombres santos de Mesoamérica "comúnmente recibieron su llamado a través de experiencias cercanas a la muerte", durante las cuales serían visitados por un ser divino en un sueño, y los líderes religiosos orarían y realizarían rituales para ayudar en el proceso de curación.9 Al recuperarse, "los chamanes recién llamados poseían un poder y una autoridad que se reconocía por... su comunidad".10 Varios individuos en el Libro de Mormón pasaron por una experiencia similar. Alma hijo (Mosíah 27:19-24, Alma 36) es el más prominente, pero los elementos en este patrón también se ven en las historias de Zeezrom, Lamoni y Ammón.11 Aunque el "proceso puede parecer extraño para los lectores modernos", señaló Wright, "a los nefitas, viviendo en un antiguo escenario mesoamericano, caer a la tierra como si hubiera muerto está lleno de significado".12

El Porqué

Cuando el Señor ha hablado a los profetas en muchos tiempos y lugares y en muchos idiomas diferentes, Él comprende la necesidad de adaptar la comunicación para satisfacer sus necesidades. Esto se aplica no solo a su lenguaje verbal, nivel de educación o modo de expresión, sino también a circunstancias históricas y antecedentes culturales. "Cada profeta fue producto de su propia cultura, y la manera en que lo divino se manifestó a los profetas se definió en gran medida por... su cultura".13 Para los antiguos profetas israelitas, la revelación vino en formas consistentes con "un lenguaje cultural compartido entre las culturas vecinas del antiguo Cercano Oriente".14 Los primeros profetas del Libro de Mormón compartieron este lenguaje cultural y recibieron visiones similares. A medida que los pueblos del Libro de Mormón se adaptaron a su entorno del Nuevo Mundo, el Señor adaptó su manera de comunicarse a su nuevo entendimiento cultural. Cuando el Señor llamó nuevamente a un profeta en el siglo XIX, le habló una vez más "en su debilidad, según su manera de hablar, para que alcanzasen entendimiento" ( DyC 1:24.) Esto no solo se aplica al lenguaje a veces áspero y no gramatical de las primeras revelaciones. Dio forma a todo acerca de cómo se comunicó Dios con José Smith, desde el tipo de visiones que tuvo, el uso de una piedra vidente, hasta el vocabulario teológico en sus revelaciones.15 Los profetas de hoy ya no usan piedras videntes, pero eso no significa que no sigan recibiendo revelación. Mientras todavía era un apóstol, el élder Spencer W. Kimball enseñó a los miembros en Alemania: "Siempre esperando lo espectacular, muchos perderán por completo el flujo constante de comunicación revelada".16 Wright explicó:
Los Santos de los últimos días modernos creen en la revelación continua, colectiva e particular, y el contexto cultural continúa influenciando la manera en que las manifestaciones divinas son recibidas por individuos arraigados dentro de las diversas culturas que componen la iglesia mundial.17
Con el Señor adaptando la revelación a contextos culturales específicos, es importante estudiar el contexto de la revelación, ya sea la historia de la Iglesia primitiva, el antiguo Israel o la América precolombina. Al hacerlo, "los lectores modernos pueden obtener una mayor comprensión del proceso de revelación".18 Como es el caso con todas las comunicaciones, escuchamos mejor cuando escuchamos con atención y astucia. Si bien el medio no es el mensaje, comprendemos mejor cuando reconocemos cómo y por qué la revelación nos es dada a nosotros y a las personas del pasado. Sabiendo esto, podemos escuchar y atender mejor las preocupaciones y significados que respaldan las palabras del Señor. Debido a que Sus propósitos permanecen relativamente constantes en todas las dispensaciones, no debemos descarrilarnos por las diversas maneras o medios a través de los cuales Él envuelve y transmite Sus mensajes para facilitar nuestra comprensión.

Otras Lecturas

Mark Alan Wright, “‘According to Their Language, unto Their Understanding’: The Cultural Context of Hierophanies and Theophanies in Latter-day Saint Canon,” Studies in the Bible and Antiquity 3 (2011): 51–65.

1. Véase Richard E. Turley Jr. y William W. Slaughter, How We Got the Doctrine and Covenants (Salt Lake City, UT: Deseret Book, 2012), 15; Steven C. Harper, Making Sense of the Doctrine and Covenants: A Guided Tour through Modern Revelation (Salt Lake City, UT: Deseret Book, 2008), 1, 18. 2. Harper, Making Sense, 233. DyC 67 se reveló como un desafío directo para quienes cuestionaban el lenguaje de las revelaciones. 3. "He aquí, esta es mi autoridad y la autoridad de mis siervos, así como mi prefacio para el libro de mis mandamientos que les he dado para que os sea publicado, oh habitantes de la tierra" (DyC 1:6, énfasis agregado).Originalmente se nombró un comité para escribir un prefacio del libro, pero no fue para satisfacción de todos los hermanos, y le pidieron a José Smith que le preguntara al Señor. Véase Harper, Making Sense, 2, 18; Matthew C. Godfrey, "Las cinco preguntas de William McLellin", Revelation in Context, enero 3, 2013, en línea en history.lds.org, identifica al comité como William McLellin, Oliver Cowdery y Sidney Rigdon. 4. Mark Alan Wright, “‘According to Their Language, unto Their Understanding’: The Cultural Context of Hierophanies and Theophanies in Latter-day Saint Canon,” Studies in the Bible and Antiquity 3 (2011): 52. 5. Wright, “According to Their Language,” 59. 6. Véase Blake Thomas Ostler, “The Throne-Theophany and Prophetic Commission in 1 Nephi: A Form-Critical Analysis,” BYU Studies 26, no. 4 (1986): 67–95; John W. Welch, “The Calling of a Prophet,” en First Nephi, The Doctrinal Foundation, ed. Monte S. Nyman y Charles D. Tate Jr., Book of Mormon Symposium Series, Volume 2 (Provo, UT: Religious Studies Center, Brigham Young University, 1988), 35–54; Stephen D. Ricks, “Heavenly Visions and Prophetic Calls in Isaiah 6 (2 Nephi 16), the Book of Mormon, and the Revelation of John,” en Isaiah in the Book of Mormon, ed. Donald W. Parry y John W. Welch (Provo, UT: FARMS, 1998), 171–190; John W. Welch, “The Calling of Lehi as a Prophet in the World of Jerusalem,” en Glimpses of Lehi’s Jerusalem, ed. John W. Welch, David Rolph Seely y Jo Ann H. Seely (Provo: FARMS, 2004), 421–448; David E. Bokovoy, “On Christ and Covenants: An LDS Reading of Isaiah’s Prophetic Call,” Studies in the Bible and Antiquity 3 (2011): 36–42; Book of Mormon Central en Español, “¿Cómo llamaba Dios a profetas en la antigüedad? (1 Nefi 15:8)”, KnoWhy 17 (enero 20, 2017). 7. Véase Stephen O. Smoot, “The Divine Council in the Hebrew Bible and the Book of Mormon,” Studia Antiqua: A Student Journal for the Study of the Ancient World 12, no. 2 (2013): 1–18. 8. Wright, “According to Their Language,” 59. 9. Mark Alan Wright, “Nephite Daykeepers: Ritual Specialists in Mesoamerica and the Book of Mormon,” en Ancient Temple Worship: Proceedings of the Expound Symposium, 14 May 2011, ed. Matthew B. Brown, Jeffrey M. Bradshaw, Stephen D. Ricks, John S. Thompson (Salt Lake City y Orem, UT: Eborn Books y Interpreter Foundation, 2014), 248. Véase también Wright, “According to Their Language,” 59–60. 10. Wright, “According to Their Language,” 60; Wright, “Nephite Daykeepers,” 249. 11. Wright, “According to Their Language,” 60–64; Wright, “Nephite Daykeepers,” 247–252. 12. Wright, “According to Their Language,” 59. 13. Wright, “According to Their Language,” 51. 14. Wright, “According to Their Language,” 59. 15. Para una discusión de algunas de las experiencias de José Smith en un contexto del siglo XIX, véase Richard L. Bushman, “The Visionary World of Joseph Smith,” BYU Studies 37, no. 1 (1997–98): 183–204; Mark Ashurst-McGee, “Moroni as Angel and as Treasure Guardian,” FARMS Review 18, no. 1 (2006): 34–100; Brant A. Gardner, The Gift and Power: Translating the Book of Mormon (Salt Lake City, UT: Greg Kofford Books, 2011). 16. Spencer W. Kimball, Munich Germany Area Conference, 1973, 77; como se cita en Daniel C. Peterson, “The Small Voice,” Interpreter: A Journal of Mormon Scripture 22 (2016): x. 17. Wright, “According to Their Language,” 65. 18. Wright, “According to Their Language,” 64 concluyó de manera similar: "Al examinar el contexto cultural en las que ocurrieron tales manifestaciones, los lectores modernos pueden obtener una mayor comprensión del proceso de revelación relatado en estos textos.

Ruta del incienso
Antiguo Cercano Oriente
Libro de Mandamientos
Diez Mandamientos
Consejo Divino
Nefitas
Profeta
Teófanía
Zeezrom
Libro de Mormón

© Copyright 2024 Central de las Escrituras: Una organización sin fines de lucro. Todos los derechos reservados.. Registrado 501(c)(3). EIN: 20-5294264