KnoWhy #222 | Octubre 9, 2017

¿Por qué 3 Nefi es a veces llamado el “Quinto Evangelio”?

Publicación aportada por

 

Central de las Escrituras

"En verdad, en verdad os digo que este es mi evangelio" 3 Nefi 27:21

El Conocimiento

Mientras describía el contenido del Libro de Mormón en un mensaje de la Primera Presidencia en el 2004, el presidente Gordon B. Hinckley dijo: "Contiene lo que se ha descrito como el quinto Evangelio, un conmovedor testamento del Nuevo Mundo acerca de la visita del Redentor resucitado en este hemisferio".1 En abril de 1904, B. H. Roberts mencionó que algunos debatieron sobre si "el quinto evangelio" era una designación apropiada para 3 Nefi, demostrando que la idea se originó por lo menos un siglo antes que el presidente Hinckley la usara.2 La palabra Evangelio literalmente significa "buenas nuevas", y de esta manera en un sentido 3 Nefi es un "evangelio" porque—junto con Mateo, Marcos, Lucas y Juan—declara las buenas nuevas de la expiación y resurrección de Cristo.3 Como un género literario, sin embargo, lo que es un evangelio de alguna manera es difícil de definir.4 Hablando de manera general, los evangelios son textos que se enfocan en la vida, enseñanzas y milagros de Jesús. Más allá de los cuatro evangelios canónicos, existen textos cristianos antiguos adicionales denominados "evangelios", como el Evangelio de María, el Evangelio de la niñez de Santiago, el Evangelio de Nicodemo (Los Hechos de Pilato), el Evangelio de los Eboinitas, el Evangelio de los Hebreros, el Evangelio de los Nazarenos, el Evangelio de Tomás y el Evangelio de Felipe. Algunos de estos tratan mayormente con los hechos y enseñanzas después de la resurrección de Cristo, similar a 3 Nefi.5 Hugh Nibley comparó el registro de 3 Nefi con muchas de las tradiciones cristianas posteriores a la resurrección y sintieron que 3 Nefi encajaba naturalmente en ese tipo de literatura que "con el título eliminado, cualquier erudito le sería difícil de detectar su origen irregular".6 La obra de Nibley podría sugerir que 3 Nefi es un "evangelio" dentro del significado y la tradición dada en ese género por los primeros cristianos. Sin embargo, la designación como un quinto Evangelio conlleva un gran peso, sugiriendo que pertenece dentro de la misma clase que los cuatro evangelios, los cuales como el erudito del Nuevo Testamento Christopher M. Tuckett observó, son muy diferentes de los evangelios no canonizados.7 Los cuatro evangelios son por supuesto de alguna manera diferentes entre ellos mismos, pero una serie de puntos claramente sugieren que 3 Nefi tiene un lugar junto a ellos. Algunos ejemplos incluyen:
  • Al igual que Mateo y Lucas, 3 Nefi comienza con el cumplimiento de las señales profetizadas del nacimiento del Salvador (3 Nefi 1; cf. Mateo 1–2; Lucas 1–2).8
  • Mateo, Marcos, Lucas y Juan mencionan a Juan el Bautista, el precursor enviado a preparar el camino para Cristo en el viejo mundo (Mateo 3; Marcos 1; Lucas 3; Juan 1). 3 Nefi también registra el ministerio de un precursor que bautizaba entre los nefitas—el profeta Nefi, hijo de Nefi (3 Nefi 7:15–26).9
  • Tal como Jesús lo hizo, Nefi echó fuera demonios, sanó a enfermos e incluso levantó a su hermano de la muerte. Así como el precursor del Salvador en el nuevo mundo, Nefi efectuó sus milagros "en el nombre de Jesús" (3 Nefi 7:19–22). De esta manera, como el erudito del Nuevo Testamento Krister Stendahl señaló, "transpone el ministerio de Jesús en el ministerio de Nefi, un hombre de milagros en el nombre de Jesús".10
  • Mateo, Marcos y Lucas registran al Padre dando testimonio del Hijo,11 como lo hace 3 Nefi (3 Nefi 11:7).
  • Así como los cuatro Evangelios documentan la muerte y crucifixión de Jesús,12 3 Nefi registra el cumplimiento de las señales profetizadas confirmando la muerte del Salvador y los tres días en la tumba (3 Nefi 8–10).13 El registro de 3 Nefi incluso puede ayudar a esclarecer la cronología de la sepultura de Cristo, dado que el registro de la destrucción agrega información acerca del tiempo y duración de la muerte de Cristo.14
  • Tal como lo registran los evangelios del Nuevo Testamento las enseñanzas del Salvador durante su ministerio terrenal, 3 Nefi registra las enseñanzas del Señor resucitado.15 Esto incluye el Sermón en el Templo (3 Nefi 12–14),16 el cual es similar con el Sermón del Monte (Mateo 5–7) y el Sermón del Llano (Lucas 6:17–49), la aclaración de las enseñanzas registradas en Juan con respecto a sus "otras ovejas",17 y la institución del sacramento.18
  • El registro nefita se presenta como un quinto testigo de la resurrección corporal de Cristo (3 Nefi 11), de una manera que excede a los otros evangelios, canónicos19 y no canónicos.20
Se podrían hacer más puntos de comparación.21 Sin embargo, tal como los evangelios del Nuevo Testamento tienen diferencias claves que deben ser notadas, 3 Nefi es diferente con respecto a los otros cuatro evangelios en aspectos importantes. Como el erudito de los evangelios SUD Andrew C. Skinner señaló, el Salvador "dijo e hizo cosas de las cuales los cuatro evangelios no tienen registros y para los cuales 3 Nefi es nuestra fuente preciada".22 La clave entre estas son la naturaleza del ministerio del Salvador después de su resurrección y el énfasis en el templo en las enseñanzas de Cristo.23

El Porqué

Muchos han intentado imitar los evangelios y han fallado miserablemente.24 Sin embargo, 3 Nefi ofrece un auténtico quinto evangelio el cual "complementa y suplementa a los cuatro evangelios bíblicos".25 Como Skinner señaló, es único entre los Evangelios porque posee material "revisado y editado por el mismo Salvador".26 En la conferencia general de octubre de 2016, el hermano Brian K. Ashton de manera similar enseñó: "La visita de Jesús a los nefitas después de Su resurrección se organizó cuidadosamente para enseñarnos las cosas de mayor importancia".27 Así, los discípulos de Cristo pueden estar seguros de que "3 Nefi contiene aquellos asuntos que el Salvador mismo sintió que eran y son más importantes".28 En julio de 1838, el profeta José Smith enseñó: "Los principios fundamentales de nuestra religión son el testimonio de los apóstoles y de los profetas concernientes a Jesucristo: que murió, fue sepultado, se levantó al tercer día y ascendió a los cielos".29 El presidente Ezra Taft Benson enseñó que el Libro de Mormón, “[e]s la piedra clave de nuestro testimonio de Jesucristo”,30 un punto que el élder Gary E. Stevenson reiteró recientemente.31 Mientras que todo el Libro de Mormón esta saturado de muchos testimonios de Cristo, el evangelio de 3 Nefi es la razón preeminente por la que el Libro de Mormón permanece como un testigo clave de la divinidad de Cristo. Al detallar la aparición y ministerio de Jesucristo después de su resurrección en las Américas, "3 Nefi permanece como un testigo clave independiente de la doctrina de toda la fe cristiana—la resurrección corporal de Jesucristo".32 Es un evangelio, no del Jesús mortal, sino del Señor resucitado.33 En un tiempo de creciente escepticismo acerca de quién era Jesús y quién afirmaba ser, el Libro de Mormón, como observó el autor SUD Michael R. Ash, "es el singular segundo testigo de la divinidad de Cristo y la realidad de la Resurrección".34 "Verdaderamente, 3 Nefi es digno de la designación del Quinto Evangelio—la piedra angular de todos los Evangelios", concluyó Skinner.35 Es un evangelio que el mundo necesita ahora desesperadamente, un evangelio que tiene el potencial de suavizar los corazones, cambiar las mentes y convertir a las personas al Señor. Skinner resolvió: "Para este Quinto Evangelio estaremos eternamente agradecidos y tal vez mucho más activos en llenar la tierra con su contenido".36

Otras Lecturas

Andrew C. Skinner, Third Nephi: The Fifth Gospel (Springville, UT: Cedar Fort, 2012). Monte S. Nyman, Book of Mormon Commentary, 6 vols. (Orem, UT: Granite, 2003), volume 5. John W. Welch, Illuminating the Sermon at the Temple and Sermon on the Mount (Provo, UT: FARMS, 1999). Hugh Nibley, The Prophetic Book of Mormon, The Collected Works Hugh Nibley, Volume 8 (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y FARMS, 1989), 407–434.

1. Presidente Gordon B. Hinckley, “Cuatro Piedras Angulares de Fe”, Liahona, Febrero 2004, en línea en lds.org. Véase también President Gordon B. Hinckley, “Los Cimientos de Nuestra Fe,” Ensign, octubre 1984, en línea at lds.org. 2. Véase B. H. Roberts, Conference Report, April 1904, 16. 3. Gaye Strathern y Andrew C. Skinner, “Introduction,” en Third Nephi: An Incomparable Scripture (Salt Lake City Provo, UT: Deseret Book y Neal A. Maxwell Institute for Religious Scholarship, 2012), viii: “Todos los cinco evangelios testifican que Jesús es el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Son Evangelios porque todos ellos declaran las 'buenas nuevas' que la expiación de Jesucristo hace posible a todos aquellos que vienen a Él por medio de la fe, arrepentimiento, bautismo, el poder santificador del Espíritu Santo y el perseverar hasta el fin (3 Nefi 27:13-21)". Curiosamente, de acuerdo con Chirstopher M. Tuckett, "[e]n el cristianismo del primer siglo, el término 'evangelio' fue utilizado para referirse a la kerigma (proclamación) cristiana centrada en la muerte y resurreción de Jesús". Véase Christorpher M. Tuckett, “Introduction to the Gospels,” en Eerdmans Commentary on the Bible, ed. James D. G. Dunn y John W. Rogerson (Grand Rapids, MI: Wm. B. Eerdmans, 2003), 989. En 3 Nefi 27:13-15, de la misma manera Jesús describió que el evangelio está centrado en Su muerte y resurrección, haciendo de esta manera que aplicarlo al Libro de Mormón sea auténtico para el primer siglo d. C. Véase también Andrew C. Skinner, “Jesus’s Gospel-Defining Discourse in 3 Nephi 27:13–21: Doctrinal Apex of His New World Visit,” en Incomparable Scripture, 281–307. 4. Véase Tuckett, “Introduction to the Gospels,” 990–993. Véase también Christopher Tuckett, “Gospel, Gospels,” en Eerdmans Dictionary of the Bible, ed. David Noel Freedman (Grand Rapids, MI: Wm. B. Eerdmans, 2000), 522–524; Mark Allan Powell, “The Gospels,” en HarperCollins Bible Dictionary, revised and updated, ed. Mark Allan Powell (San Francisco, CA: HarperOne, 2011), 338–340. 5. Tuckett, “Introduction to the Gospels,” 989–990 menciona algunos de estos. La literatura sobre el ministerio después de la resurrección de Cristo en el antiguo mundo es considerada frecuentemente como un género por sí misma, conocido como la literatura de 40 días, dado que el ministerio de Cristo después de la resurrección fue de 40 días. Véase Hugh Nibley, Mormonism and Early Christianity, The Collected Works of Hugh Nibley, Volume 4 (Salt Lake City and Provo, UT: Deseret Book and FARMS, 1987), 10–44. Una lista con información acerca de cada uno de estos documentos está disponible en fortydayministry.com. 6. Hugh W. Nibley, “Two Shots in the Dark,” en Book of Mormon Authorship: New Light on Ancient Origins, ed. Noel B. Reynolds (Provo, UT: Religious Studies Center, Brigham Young University, 1982; reimpreso de nuevo por FARMS, 1996), 123; impreso en Hugh Nibley, The Prophetic Book of Mormon, The Collected Works Hugh Nibley, Volume 8 (Salt Lake City and Provo, UT: Deseret Book and FARMS, 1989), 409. 7. Tuckett, “Introduction to the Gospels,” 990: “De esta manera, los evangelios que finalmente fueron colocados en el canon del [Nuevo Testamento] son bastantes diferentes en estilo de aquellos que no lo son". 8. Andrew C. Skinner, Third Nephi: The Fifth Gospel (Springville, UT: Cedar Fort, 2012), 5–9. Véase también, Book of Mormon Central en Español, “¿Cómo es que hubo una noche sin tinieblas? (3 Nefi 1:15)”, KnoWhy 188 (22 de Agosto 2017). 9. Véase Book of Mormon Central en Español, “¿Cómo fue Nefi, hijo de Nefi, similar a Juan el Bautista? (3 Nefi 7:23–24),” KnoWhy 196 (1 de Septiembre 2017). 10. Krister Stendahl, “The Sermon on the Mount and Third Nephi,” in Reflections on Mormonism: Judaeo-Christian Parallels (Provo, UT: Religious Studies Center, Brigham Young University, 1978), 141. 11. Véase Mateo 3:17; 17:5; Marcos 1:11; 9:7; Lucas 3:22; 9:35. 12. Mateo 27; Marcos 15; Lucas 23; Juan 19. 13. Véase Skinner, Fifth Gospel, 9–19; Book of Mormon Central en Español, “¿Qué causó la oscuridad y destrucción en el año 34? (3 Nefi 8:20)”, KnoWhy 197 (4 de septiembre de 2017). 14. David B. Cummings, “Three Days and Three Nights: Reassessing Jesus’s Entombment,” Journal of Book of Mormon Studies 16, no. 1 (2007): 56–63, 86; Jeffrey R. Chadwick, “Dating the Death of Jesus,” BYU Studies Quarterly 54, no. 4 (2015): 135–191, esp. 183–188. 15. Stendahl, “The Sermon on the Mount and Third Nephi,” 141. 16. Véase Book of Mormon Central en Español, “¿Por qué Jesús enseñó una versión del Sermón del Monte en el templo de Abundancia?(3 Nefi 12:6),” KnoWhy 203 (12 de Septiembre 2017). 17. Véase Juan 10:16; cf. 3 Nefi 15:17–24. Véase también Skinner, Fifth Gospel, 74–77; Book of Mormon Central en Español, “¿Por qué dijo Jesús que había 'otras ovejas' que escucharán su voz? (3 Nefi 15:21; cf. Juan 10:16)”, KnoWhy 207 (18 de Septiembre 2017). 18. Véase 3 Nefi 18:1–10; 20:3–8; cf. Mateo 26:26–28; Marcos 14:22–24; Lucas 22:19–20. Véase Skinner, Fifth Gospel, 108–110; Book of Mormon Central en Español, “¿Por qué el Salvador enfatizó su cuerpo resucitado durante la administración de la Santa Cena entre los nefitas? (3 Nefi 18:7),” KnoWhy 211 (22 de Septiembre 2017). 19. Véase Mateo 28; Marcos 16; Lucas 24; Juan 20–21. 20. Véase Skinner, Fifth Gospel, 21–27; Book of Mormon Central en Español, “¿Por qué el Salvador enfatizó su cuerpo resucitado durante la administración de la Santa Cena entre los nefitas? (3 Nefi 18:7)”, KnoWhy 211 (22 de Septiembre 2017). 21. Para un estudio más detallado de 3 Nefi como un evangelio, véase Skinner, Fifth Gospel. Véase también Monte S. Nyman, Book of Mormon Commentary, 6 vols. (Orem, UT: Granite, 2003), volume 5. 22. Skinner, Fifth Gospel, 20. 23. Véase Skinner, Fifth Gospel, 37–47; John W. Welch, Illuminating the Sermon at the Temple and Sermon on the Mount (Provo, UT: FARMS, 1999). 24. Para un estudio sobre recientes evangelios falsos en comparación con 3 Nefi, véase Richard Lloyd Anderson, “Imitation Gospels and Christ’s Book of Mormon Ministry,” en Apocryphal Writings and the Latter-day Saints, ed. C. Wilfred Griggs (Provo, UT: Religious Studies Center, Brigham Young University, 1986), 53–107. 25. Skinner, Fifth Gospel, 2. 26. Skinner, Fifth Gospel, 3. Para apoyar su conclusión, Skinner citó 3 Nefi 23:7-8. 27. Brain K. Ashton, “La doctrina de Cristo,” Liahona, octubre 2016. 28. Skinner, Fifth Gospel, 3. 29. Elder’s Journal, July 1838, p. 44, en línea en josephsmithpapers.org, gramática estandarizada. 30. Ezra Taft Benson, “El Libro de Mormón: La clave de nuestra religión”, Liahona, Octubre 2011, 53. 31. Gary E. Stevenson, “Vuélvanse al libro; confíen en el Señor,” Liahona, Octubre 2016. 32. Skinner, Fifth Gospel, 3. 33. Strathern y Skinner, “Introduction,” viii: "No es el registro del Cristo mortal sino el registro del Cristo resucitado y glorificado". 34. Michael R. Ash, Shaken Faith Syndrome: Strengthening One’s Testimony in the Face of Criticism and Doubt, 2nd edition (Redding, CA: FairMormon, 2013), 125. 35. Skinner, Fifth Gospel, 3. 36. Skinner, Fifth Gospel, 20.

Libros apócrifos
Luz de Cristo
Canon
Evangelistas
Quinto evangelio
Precursor
Evangelio
Sanación
Johnson, John
Elisabeth (madre de Juan el Bautista)
Marca
Milagros
Nuevo Testamento
Libros apócrifos del Nuevo Testamento
Otras ovejas
Sacramento
Hijo de la mañana
Templo
Testigos
Libro de Mormón

© Copyright 2024 Central de las Escrituras: Una organización sin fines de lucro. Todos los derechos reservados.. Registrado 501(c)(3). EIN: 20-5294264