Publicación aportada por Scripture Central

Black Logo

¿Por qué Nefi mencionó el lugar del entierro de Ismael por su nombre?

KnoWhy #713 | Febrero 7, 2024

"Y aconteció que murió Ismael, y fue enterrado en el lugar llamado Nahom.".

1 Nefi 16:34

El conocimiento

Los eruditos Santos de los Últimos Días han reconocido desde hace mucho tiempo una probable correlación entre "el lugar llamado Nahom", donde la familia de Lehi enterró a su difunto compañero de viaje y amado suegro, Ismael, y el nombre de una tribu y territorio llamado Nihm (a veces deletreado Naham, Nahm, Nehem, Nehhm, u otra variante similar) en Yemen (1 Nefi 16:34)1. Las inscripciones que se refieren a individuos como nhmyn, usualmente traducidas como "nihmita" (o a veces "nahmita" o "nahamita"), proporcionan evidencia de que esta tribu existía en la región durante los días de Lehi2. Algunos se han preguntado si estas pruebas de la existencia de personas conocidas como nihmitas pueden respaldar la referencia del Libro de Mormón a un lugar llamado Nahom. Investigaciones recientes demuestran que, en el norte de Yemen, los nombres están estrechamente relacionados con los grupos de tribus que viven allí, y esta relación se remonta a la antigüedad3. Según Alessandra Avanzini, en las antiguas inscripciones de Arabia Meridional, un nombre de tribu indicaba una "relación con el grupo de tribus y su territorio"4. De ahí que los expertos hayan identificado nhmyn como el "nombre conocido de la tribu NHM"5 y también como un término que identifica a alguien "de la región de Nihm, al oeste de Marib"6. A la luz de esta estrecha relación con las tribus y sus territorios en Yemen, "no hay mucha dificultad en relacionar una tribu en las inscripciones antiguas con lo que se denomina un 'lugar' en el Libro de Mormón"7. Para comprender mejor este posible vínculo, investigaciones recientes también han examinado más de cerca las fronteras de la tribu Nihm en la antigüedad. En la época moderna, el distrito de Nihm (llamado así por la tribu) se encuentra al noreste de Saná, al sur del gran valle llamado Wadi Yauf8. Sin embargo, las primeras fuentes islámicas indican que la tribu Nihm ocupaba tanto un territorio similar al sur del Yauf como una extensa región al norte del mismo (véase el mapa 1)9. Aunque no se pueden establecer con certeza las fronteras exactas de la región de la tribu en la época preislámica, varias referencias al nombre NHM en inscripciones antiguas sugieren que la tribu vivía en algún lugar de esta misma zona alrededor del Yauf en la antigüedad10. Mapa del área ocupada por la tribu Nihm en el sur de Yauf Esto tiene implicaciones interesantes cuando se considera a la luz del giro hacia el este que hizo la familia de Lehi después de Nahom (1 Nefi 17:1). Como han señalado varios investigadores del Libro de Mormón, la ubicación moderna de Nihm está cerca de donde los antiguos senderos giraban hacia el este, y ubicados "casi hacia el este" del Wadi Yauf están los únicos candidatos conocidos para la Tierra de Abundancia11. Si se tienen en cuenta las fronteras anteriores de Nihm, los límites de las tribus están aún más cerca de donde los senderos se bifurcan hacia el este. De hecho, tres senderos conocidos atravesaban Yemen de este a oeste en la antigüedad, y los tres se encuentran muy cerca de las fronteras de Nihm documentadas por los geógrafos islámicos medievales (véase el mapa 2)12. Mapa del área ocupada por la tribu Nihm en el sur de Yauf También se han descubierto extensos cementerios en esta misma zona, algunos directamente en territorio históricamente asociado con la tribu Nihm, donde Ismael podría haber sido enterrado13. De hecho, una lápida fechada en torno al siglo VI a. C. con el nombre YS2MʿʾL -la forma en árabe meridional del nombre Ismael- fue hallada en algún lugar del Wadi Yauf14. No se puede demostrar si se trata o no de la lápida del Ismael del Libro de Mormón, pero confirma que "hubo un Ismael, enterrado cerca de la región de la tribu Nihm, alrededor del siglo VI a. C."15. Además, existe una correlación entre la distribución de los cementerios y las rutas hacia el este (véase el mapa 3)16. Según Jean-François Breton, "un mapa de estos lugares [de enterramiento] muestra cómo discurren a lo largo de las principales rutas hacia el este, desde ʿIrma hasta Shabwa, Barâqish y el alto Jawf. ... Existe una clara relación entre la distribución geográfica de estos lugares de sepultura y las caravanas que seguían estas rutas"17Mapa del área ocupada por la tribu Nihm en el sur de Yauf Basándose en todos estos detalles, parece existir una estrecha relación entre los puntos de partida hacia el este, el sepulcro de los muertos y las primeras fronteras conocidas de Nihm. Del mismo modo, en el Libro de Mormón, la ubicación de Nahom está relacionada con el entierro de los muertos y los viajes hacia el este (1 Nefi 16:34-17:1). Esta triple convergencia de detalles hace muy probable que Ismael fuera enterrado en algún lugar de la región tribal de Nihm, en el norte de Yemen18. Un análisis detallado de todas las pruebas convenció a un investigador reciente de que "la relación convergente entre Nahom y Nihm parece aún más estrecha, compleja y fuertemente entrelazada de lo que se sospechaba anteriormente"19.

El porqué

Nahom es el único nombre de lugar dado en 1 Nefi que no parece ser un nombre usado exclusivamente por Lehi y su familia20. Esta especificidad ha permitido a los expertos identificar el lugar probable del entierro de Ismael hace unos 2600 años. Dada la singularidad de este detalle en el registro de Nefi, vale la pena considerar por qué Nefi proporcionaría un nombre identificable aquí—y en ningún otro lugar—a lo largo de su viaje. Una posible razón puede estar relacionada con la importancia de recordar a los muertos en la antigüedad. Para Lehi, su familia y, sobre todo, los hijos de Ismael, la muerte de Ismael fue una tragedia desgarradora. Después de grandes "aflicciones en el desierto", como "hambre, sed y fatiga", las hijas de Ismael "se lamentaron sobremanera a causa de la muerte de su padre". Se lamentaron de que habían "sacado de la tierra de Jerusalén" y "andado errantes por el desierto" (1 Nefi 16:35). Estas quejas se entienden mejor a la luz de las creencias israelitas sobre el entierro adecuado de los muertos, que idealmente tenía lugar en la tierra de Israel, cerca de los lugares de sepultura de los antepasados21. Los patriarcas bíblicos Jacob y José insistieron en que sus restos regresaran a la tierra de Israel cuando fallecieran22. Este impulso era tan fuerte que las generaciones posteriores de judíos de Yemen—la misma zona en la que la familia de Lehi se vio obligada a enterrar a Ismael—en realidad "hacían grandes esfuerzos por regresar a Judea cuando enterraban a sus muertos, a veces embarcándose en un viaje a través de los desiertos de Arabia" para hacerlo23. Enterrarlos en su tierra natal, cerca de sus antepasados, era la mejor garantía de que serían recordados, visitados y cuidados por sus parientes24. Ismael no solo no podía regresar a la tierra de Jerusalén para ser enterrado, sino que la familia pronto tendría que dejar atrás su tumba, sin poder regresar nunca a conmemorar a su patriarca fallecido. Al registrar el nombre apropiado del lugar donde Ismael fue enterrado, Nefi pudo asegurarse de que Ismael fuera recordado y honrado por las generaciones futuras a pesar de estas circunstancias poco ideales. De hecho, 2600 años más tarde, las inscripciones que registran los nombres Nahom (NHM) e Ismael (YS2MʿʾL) en Arabia del Sur han asegurado que el lugar de enterramiento de Ismael sea uno de los lugares más comentados y recordados en el registro del Libro de Mormón25. Además, el propio nombre Nahom puede haber sido significativo para Nefi y su familia. En la lengua árabe del sur, Nihm probablemente se refería a la albañilería de piedra, pero para un hebreo como Nefi, las raíces nḥm y nhm tenían significados asociados con el consuelo, la consolación y el duelo por los muertos26. Jeremías 16:5-9, por ejemplo, describe a personas que lloran a sus seres queridos en la "casa de duelo" mediante un banquete ritual destinado a dar consuelo (nḥm) y consolación (tnḥmṯ) a los deudos 27. Su falta general de comida y agua significaba que las familias de Lehi e Ismael probablemente no podían obtener consuelo a través de la comida y la bebida, pero el propio nombre Nahom puede haberles ayudado a buscar y obtener el consuelo que necesitaban durante este tiempo difícil 28. Como observó S. Kent Brown:
Aunque el significado era muy distinto en árabe meridional antiguo—se refería a la mampostería labrada mediante astillado—el significado en hebreo puede relacionarse con el consuelo que los miembros del grupo buscaron en Nahom después de enterrar a Ismael, padre de una de las dos familias del grupo. ... Sobre esta base, es razonable suponer que el nombre Nahom también era importante para ellos, quizá porque les recordaba el consuelo de Dios29.
La aparición providencial de un nombre tan rico en significado para ellos justo en el momento en que necesitaban el consuelo y la consolación divina sin duda trajo consuelo a sus almas en medio de su dolor y duelo.

Otras lecturas

Neal Rappleye, “The Nahom Convergence Reexamined: The Eastward Trail, Burial of the Dead, and the Ancient Borders of Nihm”, Interpreter: A Journal of Latter-day Saint Faith and Scholarship 60 (2024): 1–86. S. Kent Brown, “The Discovery of Nahom”, en Be It Known: Book of Mormon Witnesses for Today’s Latter-day Saints (American Fork, UT: Covenant Communications, 2023), 47–50. Neal Rappleye, “The Place—or the Tribe—Called Nahom? NHM as Both a Tribal and Geographic Name in Modern and Ancient Yemen”, BYU Studies 62, no. 2 (2023): 49–72. Evidence Central, “Book of Mormon Evidence: Wordplay on Nahom”, Evidence #174 (March 30, 2021). Neal Rappleye, “An Ishmael Buried Near Nahom”, Interpreter: A Journal of Latter-day Saint Faith and Scholarship 60 (2021): 33–48.

1. Central del Libro de Mormón, “¿Quién llamó Nahom al lugar de entierro de Ismael? (1 Nefi 16:34)”, KnoWhy 19 (23 de enero de 2017).2. Warren P. Aston, “Newly Found Altars from Nahom”, Journal of Book of Mormon Studies 10, no. 2 (2001): 56–61; Neal Rappleye, “Ishmael and Nahom in Ancient Inscriptions”, (documento presentado en 2022, en FAIR Conference, Provo, UT, 3 de agosto de 2022). Actualmente se está preparando una versión ampliada de este documento para su publicación. Para las traducciones del término deletreado "Nahmite" o "Nahamita", ambas cercanas a la ortografía del Libro de Mormón, véase Mayer Lambert, “Les Inscriptions Yéménites du Musée de Bombay”, Revue d’Assyriologie et d’archéologie orientale 20 (1923): 80–81; Gonzague Ryckmans, “Inscriptions sud-arabes. Septième série”, Le Muséon: Revue D’études Orientales 55 (1942): 125–127; Albert Jamme, “Un désastre nabatéen devant Nagran”, Cahiers de Byrsa 6 (1956): 166; Albert Jamme, Miscellanées d’ancient arabe IX (Washington, DC: self-pub., 1979), 87. Véase también Albert van den Branden, Les Textes Thamoudéens de Philby, 2 vols. (Louvain, BE: Institut Orientaliste and Publications Universitaires, 1956), 1:52, el cual se escribe “Nahimite”. 3. Véase Neal Rappleye, “The Place—or the Tribe—Called Nahom? NHM as Both a Tribal and Geographic Name in Modern and Ancient Yemen”, BYU Studies 62, no. 2 (2023): 49–72. 4. Alessandra Avanzini, By Land and by Sea: A History of South Arabia before Islam Recounted from Inscriptions (Rome, IT: L’Erma di Bretschneider, 2016), 59; énfasis añadido. 5. J. M. Solá Solé, Inschriften aus dem Gebiet Zwischen Mārib und dem Ğōf, Sammlung Eduard Glaser II (Vienna, AT: Der Öserreichischen Akadaemie der Wissenchaften, 1961), 40. 6. Burkhard Vogt, commentary on catalog no. 240, en Jemen: Kunst und Archäologie im Land der Königin von Saba’, ed. Wilfried Seipel (Wien: Kunsthistorisches Museum, 1998), 325, traducido al inglés en Queen of Sheba: Treasures from Ancient Yemen, ed. John Simpson (London, UK: British Museum Press, 2002), 166. Véase Rappleye, “Place—or the Tribe—Called Nahom”, 66–71, para conocer más sobre cómo los eruditos han interpretado nhmyn. 7. Rappleye, “Place—or the Tribe—Called Nahom”, 72. 8. Rappleye, “Place—or the Tribe—Called Nahom”, 51, fig. 1; Neal Rappleye, “The Nahom Convergence Reexamined: The Eastward Trail, Burial of the Dead, and the Ancient Borders of Nihm”, Interpreter: A Journal of Latter-day Saint Faith and Scholarship 60 (2024): 24–26, mapa 5. 9. Véase Rappleye, “Nahom Convergence Reexamined”, 26–27; Rappleye, “Place—or the Tribe—Called Nahom”, 56–58; Christian Robin, “Nihm: Nubdha fī ʾl-jughrāfiyya al-taʾrīkhiyya wafqan li-muʿṭiyāt al-Hamdānī”, en Al-Hamdani: A Great Yemeni Scholar, Studies on the Occasion of His Millennial Anniversary, ed. Yusuf Mohammad Abdallah (Sanaʿa, YE: Sanaʿa University, 1986), 87–93, 97 (mapa). 10. Rappleye, “Nahom Convergence Reexamined”, 27–31; Hermann von Wissmann, Zur Geschichte und Landeskunde von Alt-Südarabien, Sammlung Eduard Glaser III (Vienna, AT: Der Öserreichischen Akadaemie der Wissenchaften, 1964), 84–85, map 2; 96–97, 294–295, mapa 17; 307–308. 11. S. Kent Brown, “New Light from Arabia on Lehi’s Trail”, en Echoes and Evidences of the Book of Mormon, ed. Donald W. Parry, Daniel C. Peterson y John W. Welch (Provo, UT: FARMS, 2002), 89; S. Kent Brown, “New Light: Nahom and the ‘Eastward’ Turn”, Journal of Book of Mormon Studies 12, no. 1 (2003): 111–112, 120; Warren P. Aston, “The Arabian Bountiful Discovered? Evidencia para la Tierra de Abundancia de Nefi”, Journal of Book of Mormon Studies 7, no. 1 (1998): 4–11, 70; George D. Potter, “Khor Rori: A Maritime Resources-Based Candidate for Nephi’s Harbor”, Interpreter: A Journal of Latter-day Saint Faith and Scholarship 51 (2022): 253–294. La región de Dhofar se estableció como el mejor candidato para la Tierra de Abundancia antes de que los Santos de los Últimos Días descubrieran la región de Nihm. Véase Rappleye, “Nahom Convergence Reexamined”, 14. 12. Véase Richard LeBaron Bowen Jr., “Ancient Trade Routes in South Arabia”, en Archaeological Discoveries in South Arabia, ed. Richard LeBaron Bowen Jr. y Frank P. Albright (Baltimore, MD: Johns Hopkins Press, 1958), 35–42, fig. 33; Nigel Groom, Frankincense and Myrrh: A Study of the Arabian Incense Trade (Harlow, UK: Longman Group Limited; Beirut, Lebanon: Librairie de Liban, 1981), 167; Michael Jenner, Yemen Rediscovered (Essex, UK: Longman Group Limited, 1983), 16; Rappleye, “Nahom Convergence Reexamined”, 12–14, 31–32, 33, mapa 6. 13. Véase Rappleye, “Nahom Convergence Reexamined”,16–17. 14. Neal Rappleye, “An Ishmael Buried near Nahom”, Interpreter: A Journal of Latter-day Saint Faith and Scholarship 60 (2021): 33–48; Rappleye, “Nahom Convergence Reexamined”, 18–20; Mounir Arbach, Jérémie Schiettecette, and Ibrâhîm al-Hâdî, Collection of Funerary Stelae from the Jawf Valley: Sanʿâʾ National Museum, Part III (Sanaʿa, YE: Social Fund for Development and United Nations Educational, Scientific and Cultural Organization, 2008), 72, no. 105. 15. Rappleye, “Ishmael Buried near Nahom”, 38. 16. Rappleye, “Nahom Convergence Reexamined”, 18. 17. Jean-François Breton, Arabia Felix from the Time of the Queen of Sheba: Eighth Century BC to First Century AD, trans. Albert LaFarge (Notre Dame, IN: University of Norte Dame Press, 1999), 144. 18. Véase Rappleye, “Nahom Convergence Reexamined”, 31–41. 19. Rappleye, “Nahom Convergence Reexamined”, 38. 20. Esto ha sido observado por varios investigadores, que se remontan al trabajo pionero de Hugh Nibley sobre Lehi en el desierto en la década de 1950. Véase Rappleye, “Nahom Convergence Reexamined”, 1–2, 5–6, para análisis y citas. 21. Rachel S. Hallote, Death, Burial, and Afterlife in the Biblical World (Chicago, IL: Ivan R. Dee, 2001), 46. Véase tambíen Rappleye, “Nahom Convergence Reexamined”, 14–16. 22. Génesis 47:29–31; 49:29–33; 50:24–26.23. Martin Gilbert, In Ishmael’s House: A History of Jews in Muslim Lands (New Haven, CT: Yale University Press, 2010), 6. Véase también Yosef Tobi, The Jews of Yemen: Studies in their History and Culture (Boston, MA: Brill, 1999), 3. 24. Véase Matthew J. Suriano, A History of Death in the Hebrew Bible (New York, NY: Oxford University Press, 2018). 25. Rappleye, “Ishmael and Nahom in Ancient Inscriptions”. 26. Véase Evidence Central, “Book of Mormon Evidence: Wordplay on Nahom”, Evidence #174 (March 30, 2021), en línea en evidencecentral.org. 27. Véase Philip J. King, Jeremiah: An Archaeological Companion (Louisville, KY: Westminster John Knox, 1993), 140–141. 28. Véase Rappleye, “Nahom Convergence Reexamined”, 22–23. 29. Brown, “New Light from Arabia on Lehi’s Trail”, 82–83.

Libro de Mormón
Entierro
Nahom

© Copyright 2024 Central de las Escrituras: Una organización sin fines de lucro. Todos los derechos reservados.. Registrado 501(c)(3). EIN: 20-5294264