KnoWhy #503 | Marzo 16, 2019

¿Cómo la secuencia de la “primer traducción de Mosíah” fortalece la fe?

Publicación aportada por

 

Central de las Escrituras

"[E]scogí, por tanto, estas cosas para concluir mi relato sobre ellas, y tomaré de las planchas de Nefi este resto de mi registro" Palabras de Mormón 1:5

El conocimiento

Muchos lectores del Libro de Mormón naturalmente asumen que José Smith tradujo los libros en el orden en que los encontramos ahora en día, eso es, comenzando desde la portada y luego traduciendo 1 Nefi 1:1 hasta Moroni 10:34. Puede ser sorprendente saber que los libros de las planchas menores de Nefi (1 Nefi a Palabras de Mormón) es casi seguro que estaban al último del proceso de traducción, después de completar el compendio de Mormón de las planchas mayores de Nefi (Mosíah a 4 Nefi), seguidos por los libros de Mormón, Éter, Moroni y la portada. Esta inesperada secuencia de traducción se debe al hecho de que las primeras 116 páginas de la traducción del Libro de Mormón—las cuales contenían un registro llamado el libro de Lehi—se perdieron por Martin Harris en el verano de 1828. Cuando la traducción se reanudó en abril de 1829, parece que José Smith retomó donde se había quedado, a saber, en los primeros capítulos del Mosíah,1 en lugar de volver a traducir el registro de Mormón desde el principio.2 Afortunadamente, el Señor tenía un plan, con más de dos milenios de anticipación, para compensar el libro perdido de Lehi. Los documentos antiguos importantes a menudo fueron "duplicados" y las copias proveyeron una seguridad en contra de la pérdida o el daño.3 De acuerdo con esta práctica antigua, el Señor dijo a Nefi que mantuviera dos juegos de registros, uno histórico y uno público en sus planchas mayores y otro pequeño, centrado a las cosas más espirituales en sus planchas menores.4 Por tanto, las planchas menores de Nefi contenían un breve registro de lo que había en el libro de Lehi, el cual fue registrado en las planchas mayores de Nefi (véase 1 Nefi 19:1).5 Cientos de años después, el Señor inspiró a Mormón a que añadiera las planchas menores de Nefi en su propio compendio (véase P. de Morm. 1:3-7).6 Esto explica por qué los libros de las planchas menores se muestran al último, en lugar de que estén primero en el proceso de traducción, que era su orden en las mismas planchas. Cuando llegó el tiempo de publicar el Libro de Mormón, José y Oliver movieron la transcripción de las planchas menores al principio del texto, donde proporcionaron un punto de partida ideal y un reemplazo para el libro perdido de Lehi.
Esta tabla representa como después de que las 116 páginas se perdieran, José Smith tradujo desde Mosíah a Moroni antes de regresar a traducir las planchas menores. Imagen por Book of Mormon Central.
Este orden de traducción, comúnmente llamado la teoría o secuencia de "primero Mosíah" está fuertemente apoyado por varias líneas de evidencia y ahora esta favorecido por un sólido consenso académico.7 Además de dar una idea clara del manuscrito y los datos históricos, esta comprensión de la secuencia de traducción también provee una fascinante y, de alguna manera, una evidencia inesperada para la autenticidad del Libro de Mormón. Esto es porque muchos pasajes del compendio de Mormón de las planchas mayores, también de los libro de Mormón, Éter y Moroni, vuelven a hacer referencia al contenido de las planchas menores, ¡incluso cuando las planchas menores no habían sido traducidas aún!
Por ejemplo, en Alma 36:22, Alma dice que él pensó haber visto a Dios tal como Lehi lo había visto, "sentado en su trono, rodeado de innumerables concursos de ángeles en actitud de estar cantando y alabando a su Dios". Dichas palabras son una cita directa del profeta Lehi que se encuentran en 1 Nefi 1:8. En Alma 50:23 Mormón declaró que "jamás hubo época más dichosa entre el pueblo de Nefi, desde el tiempo de Nefi, que en los días de Moroni". Esto es seguramente una alusión directa hecha por Mormón de 2 Nefi 5:27, donde Nefi dice que su pueblo vivió "de una manera feliz".8 De la misma manera, cuando los amlicitas pusieron una marca sobre sus cabezas, Mormón declaró: "De este modo queda cumplida la palabra de Dios, porque estas son las palabras que él dijo a Nefi" (Alma 3:14). La siguiente declaración de Mormón, la cual muestra cómo la maldición de los lamanitas también vino sobre la amlicitas, es una obvia y extensa utilización de 2 Nefi 5:21-24.9 En otro ejemplo, cuando Alma pronunció su famoso sermón sobre la fe, él se refería al fruto del árbol de la vida como "más dulce que todo lo dulce" y "más blanco que todo lo blanco" (Alma 32:42). Esto es una referencia al fruto en 1 Nefi 8:11 el cual Lehi describe como siendo "de lo más dulce, superior a todo cuanto yo había probado antes" y "blanco, y excedía a toda blancura que yo jamás hubiera visto". Alusiones similares a las visiones de Lehi y Nefi del árbol de la vida, así como también a otro contenido de las planchas menores de Nefi, se pueden encontrar dispersas a lo largo del compendio de Mormón y la conclusión de Moroni.10

El porqué

Into the Light (En la luz) por Lehi Sánchez. Presentado en el Concurso de Arte 2018 de Book of Mormon Central. Into the Light (En la luz) por Lehi Sánchez. Presentado en el Concurso de Arte 2018 de Book of Mormon Central.
Into the Light (En la luz) por Lehi Sánchez. Presentado en el Concurso de Arte 2018 de Book of Mormon Central.
Estas alusiones y referencias relativamente frecuentes de los estratos textuales anteriores tienen mucho sentido si el Libro de Mormón es realmente lo que dice ser. Mormón, Alma y otros profetas posteriores habrían tenido los antiguos escritos de Lehi y Nefi para hacer referencias y citar.11 Por otro lado, estas alusiones son difíciles de explicar si José simplemente estaba inventando el contenido del Libro de Mormón, como algunos han supuesto. Bajo la teoría de que José compuso (en lugar de traducir) el texto, él habría necesitado hacer muchas referencias detalladas a pasajes que aún no había creado. No solamente eso, ya que, de acuerdo con los testigos presenciales de la traducción, él habría tenido que crear y luego recordar todas estas referencias en un escenario de traducción rápida, sin ninguna nota de trabajo o material de referencia para ayudar a su memoria.12 Y entonces, él habría necesitado, al componer las planchas menores al último, recordar y crear acertadamente la primera capa de textos que los profetas posteriores ya habían mencionado y aludido. Al comentar sobre las alusiones de las visiones del árbol de la vida registradas en las planchas menores, el erudito literario Alan Goff argumentó: "Parece demasiado complicado postular que toda una red de alusiones sobre estos simbolismos del árbol de la vida se hayan creado primero y más tarde la historia coherente que los una a todos". De la misma manera, con respecto a la referencia de Mormón a 2 Nefi 5:21-24, como se encuentra en Alma 3:14, Goff explicó:
Si el pasaje de Alma se escribió antes que el pasaje de 2 Nefi, entonces José Smith no solamente tuvo que recordar escribir el texto de Nefi sin poder referirse al otro pasaje, sino que también habría tenido que construir la referencia específica a Nefi como la fuente original mucho antes de que Nefi se convirtiera en la fuente original. Todo esto José Smith lo habría tenido que hacer sin poder referirse a las notas mientras componía a una velocidad de trescientas a quinientas palabras por día.13
Un análisis posterior sugiere que la tarea habría sido incluso más difícil de lo que Goff había propuesto. No solamente el compendio de Mormón repetidamente hace referencia a pasajes específicos de las planchas menores, sino que parece que algunas de sus principales narrativas fueron específicamente diseñadas para demostrar el cumplimiento de las primeras profecías de Nefi.14 En otras palabras, no solamente los elementos textuales menores, sino el diseño principal y la estructura básica del compendio de Mormón se basó probablemente sobre estos pasajes que, si José solo estaba inventando cosas, ni siquiera se habían escrito. Eso es mucho pedir para cualquier escritor, por no decir de un obrero manual como José Smith, quien tenía poca educación formal y que nunca había publicado una palabra en su vida.15 Esta evidencia textual arroja dudas significativas sobre la idea de que José fuera el responsable del contenido y la redacción del Libro de Mormón. También ayuda a demostrar la extraordinaria complejidad y sofisticación del Libro de Mormón.16 A medida que los lectores estudien cuidadosamente sus páginas, serán recompensados continuamente con ideas y conexiones que nunca habían notado. Al reflexionar y meditar, podrían descubrir felizmente nuevas e inesperadas razones para confiar que el Libro de Mormón se publicó de la manera en que José Smith repetidamente afirmó, "por el don y el poder de Dios".17

Otras lecturas

John W. Welch, "Timing the Translation of the Book of Mormon: ‘Days [and Hours] Never to Be Forgotten’", BYU Studies Quarterly 57, no. 4 (2018): 10–50. John W. Welch, "The Miraculous Timing of the Translation of the Book of Mormon", en Opening the Heavens: Accounts of Divine Manifestations, 1820–1844, ed. John W. Welch, 2nd edition (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y BYU Press, 2017), 121–125; para una discusión más detallada de la teoría de la primer traducción de Mosíah, véase la primera edición, 2005, 115–117. Steven L. Olsen, "Prophecy and History: Structuring the Abridgment of the Nephite Records", Journal of Book of Mormon Studies 15, no. 1 (2006): 18–29, 70–71. Alan Goff, "Positivism and the Priority of Ideology in Mosiah-First Theories of Book of Mormon Production", FARMS Review 16, no. 1 (2004): 11–36.

Apéndice18

Apéndice

1. Véase Book of Mormon Central en Español, "¿Se perdió toda la traducción de las 116 páginas? (Palabras de Mormón 1:18)", KnoWhy 331 (19 de marzo de 2018). 2. Al no volver a traducir el libro de Lehi, José se adhirió a la revelación dada a él por el Señor donde le advirtió de que hombres malvados utilizarían la retraducción para "destruir la obra de Dios" (véase DyC 10:23). 3. Véase John W. Welch, "Doubled, Sealed, Witnessed Documents: From the Ancient World to the Book of Mormon", en Mormons, Scripture, and the Ancient World: Studies in Honor of John L. Sorenson, ed. Davis Bitton (Provo, UT: FARMS, 1998), 391–444; Book of Mormon Central en Español, "¿Por qué razón se habrá sellado un libro? (2 Nefi 27:10)", KnoWhy 53 (7 de marzo de 2017). 4. Véase 1 Nefi 1:16; 6:3; 8:29; 9:1. Véase también, S. Kent Brown, "Nephi’s Use of Lehi’s Record", en Rediscovering the Book of Mormon: Insights You May Have Missed Before, ed. John L. Sorenson y Melvin J. Thorne (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y FARMS, 1991), 3–14; S. Kent Brown, "Recovering the Missing Record of Lehi", en From Jerusalem to Zarahemla: Literary and Historical Studies of the Book of Mormon (Provo, UT: Religious Studies Center, Brigham Young University, 1998), 28–54. 5. Véase David E. Sloan, "The Book of Lehi and the Plates of Lehi", en Pressing Forward with the Book of Mormon: The FARMS Updates of the 1990s, ed. John W. Welch y Melvin J. Thorne (Provo, UT: FARMS, 1999), 59–62. 6. Véase Book of Mormon Central en Español "¿Por qué están las 'Palabras de Mormón' al final de las planchas menores? (P. de Morm. 1:3)", KnoWhy 78 (8 de abril de 2017). 7. Véase John W. Welch, "Timing the Translation of the Book of Mormon: ‘Days [and Hours] Never to Be Forgotten’", BYU Studies Quarterly 57, no. 4 (2018): 22–23; John W. Welch, "The Miraculous Timing of the Translation of the Book of Mormon", en Opening the Heavens: Accounts of Divine Manifestations, 1820–1844, ed. John W. Welch, 1st edition (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y BYU Press, 2005), 115–117. 8. Esta conexión se trata en Alan Goff, "Positivism and the Priority of Ideology in Mosiah-First Theories of Book of Mormon Production", FARMS Review 16, no. 1 (2004): 31–32. 9. Véase Goff, "Positivism and the Priority", 32–33. 10. Véase Goff, "Positivism and the Priority", 30–31. 11. Véase Steven L. Olsen, "Prophecy and History: Structuring the Abridgment of the Nephite Records", Journal of Book of Mormon Studies 15, no. 1 (2006): 18–29, 70–71; Steven L. Olsen, "Prospering in the Land of Promise", FARMS Review 22, no. 1 (2010): 229–232; Book of Mormon Central en Español, "¿Por qué consideró Mormón valiosas las planchas menores? (Palabras de Mormón 1:6)", KnoWhy 383 (25 de junio de 2018). 12. Véase Book of Mormon Central en Español, "¿Por qué surgió el Libro de Mormón como un milagro? (2 Nefi 27:23)", KnoWhy 273 (19 de diciembre de 2017); Book of Mormon Central en Español, "¿Por qué Emma Smith fue testigo del Libro de Mormón? (2 Nefi 27:6)", KnoWhy 386 (28 de junio de 2018); John W. Welch, "The Miraculous Timing of the Translation of the Book of Mormon", en Opening the Heavens: Accounts of Divine Manifestations, 1820–1844, ed. John W. Welch, 2nd edition (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y BYU Press, 2017), 168. 13. Véase Goff, "Positivism and the Priority", 33. 14. Véase Olsen, "Prophecy and History", 18–29, 70–71; Book of Mormon Central en Español, "¿Cómo es que las profecías dieron forma al contenido y estructura del Libro de Mormón? (Palabras de Mormón 1:4)", KnoWhy 498 (7 de febrero de 2019). 15. Para conocer más acerca de la educación de José Smith, véase Book of Mormon Central en Español, "¿José Smith realmente carecía de educación cuando tradujo el Libro de Mormón? (2 Nefi 27:19)", KnoWhy 397 (23 de enero de 2018). Para conocer un análisis de las habilidades literarias de José Smith en el momento de la traducción, véase Robert A. Rees, "Joseph Smith, the Book of Mormon, and the American Renaissance", Dialogue: A Journal of Mormon Thought 35, no. 3 (2002): 83–112; Robert A. Rees, "Joseph Smith, the Book of Mormon, and the American Renaissance: An Update", Interpreter: A Journal of Mormon Scripture 19 (2016): 1–16; Robert A. Rees, "John Milton, Joseph Smith, and the Book of Mormon", BYU Studies Quarterly 54, no. 3 (2015): 6–18. 16. Véase Book of Mormon Central en Español, "Evidence of the Book of Mormon: Internal Complexity", en línea en bookofmormoncentral.org; Melvin J. Thorne, "Complexity, Consistency, Ignorance, and Probabilities", en Book of Mormon Authorship Revisited: The Evidence for Ancient Origins, ed. Noel B. Reynolds (Provo, UT: FARMS, 1997), 179–193; John W. Welch, "Textual Consistency", en Reexploring the Book of Mormon: A Decade of New Research, ed. John W. Welch (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y FARMS, 1992), 21–23; Book of Mormon Central en Español, "¿Cómo es que las profecías dieron forma al contenido y estructura del Libro de Mormón? (Palabras de Mormón 1:4)", KnoWhy 498 (7 de febrero de 2019). 17. Véase Michael Hubbard MacKay y Gerrit J. Dirkmaat, "Firsthand Witness Accounts of the Translation Process", en The Coming Forth of the Book of Mormon: A Marvelous Work and a Wonder, ed. Dennis L. Largey, Andrew H. Hedges, John Hilton III y Kerry Hull (Salt Lake City y Provo, UT: Deseret Book y Religious Studies Center, Brigham Young University, 2015), 63. 18. Mientras que en la tabla de este apéndice presenta muchas referencias y alusiones de las planchas menores, no se debe ver como terminado o completo. Falta mucho trabajo por hacer en buscar toda posible relación intertextual entre las planchas menores y los escritos proféticos posteriores en el Libro de Mormón. 19. Matthew L. Bowen, "‘He Is a Good Man’: The Fulfillment of Helaman 5:6–7 in Helaman 8:7 and 11:18–19", Interpreter: A Journal of Mormon Scripture 17 (2016): 167–168; Book of Mormon Central, "¿Cuál es la importancia del nombre Nefi? (1 Nefi 1:1)", KnoWhy 445 (22 de octubre de 2018). 20. Véase Matthew L. Bowen, “Nephi’s Good Inclusio,” Interpreter: A Journal of Mormon Scripture 17 (2016): 181–195.

Libro de Mormón Ficción
Transliteración
Libro de Mormón

© Copyright 2024 Central de las Escrituras: Una organización sin fines de lucro. Todos los derechos reservados.. Registrado 501(c)(3). EIN: 20-5294264