Publicación aportada por Scripture Central

Black Logo

¿Con qué frecuencia los Artículos de Fe siguen las palabras de Pablo?

KnoWhy #693 | Octubre 20, 2023

"Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si hay algo digno de alabanza, en esto pensad".

Filipenses 4:8

El conocimiento

El 1 de marzo de 1842, el periódico de la Iglesia Times and Seasons publicó una carta que José Smith había escrito a un reportero de un periódico de Chicago llamado John Wentworth1. En esta carta, José expuso trece declaraciones de creencias de la Iglesia Restaurada de Jesucristo que más tarde se conocerían como los Artículos de Fe. Cuando la gente de todo el mundo lee estos artículos de fe hoy en día, es inspirador observar cómo gran parte de su redacción se basa en las declaraciones enseñadas por el apóstol Pablo en el Nuevo Testamento. Resulta significativo que cada uno de ellos sea una creencia central de la antigua Iglesia cristiana, así como de la Iglesia moderna restaurada. De hecho, como John Welch y John Hall han detallado: "[L]a esencia de cada uno de los Artículos de Fe se puede encontrar, a menudo textualmente, en los escritos de Pablo"2.
Artículos de FeReferencias en las epístolas del Nuevo Testamento
12 Corintios 1:13-14
2Gálatas 6:7; 1 Corintios 15:22
3Colosenses 1:20; Hebreos 5:9
4Hebreos 6:1–2
51 Timoteo 4:14
6Efesios 4:11
71 Corintios 12:8-12
82 Timoteo 3:16; 2 Corintios 13:1
91 Corintios 2:10–11
10Hebreos 12:22; 1 Tesalonicenses 2:19; 3:13
11Romanos 2:14–16
12Romanos 13:1–7
131 Corintios 13:7; Filipenses 4:8
Por ejemplo, José Smith dijo: "Creemos que los hombres serán castigados por sus propios pecados, y no por la transgresión de Adán" (Artículos de Fe 1:2). En el Nuevo Testamento, varios autores mantuvieron este mismo punto de vista de la salvación, cada uno declarando que cada uno seríamos responsables de nuestras propias elecciones de vida. Por ejemplo, como describió Pablo, "porque todo lo que el hombre siembre, eso también segará" (Gálatas 6:7). Durante los primeros siglos de la Iglesia cristiana, "la mayoría de los padres griegos", entre ellos Orígenes y Clemente de Alejandría, estaban de acuerdo con Pablo y creían que la muerte había pasado a toda la humanidad "por cuanto todos pecaron" (véase Romanos 5:12; cf. 1 Corintios 15:22)3. En siglos posteriores, esta doctrina se perdió o quedó marginada a medida que destacados teólogos promulgaban la noción de que existía un "pecado original" transmitido a la humanidad por la caída de Adán y Eva, basándose en gran medida en una traducción errónea de Romanos 5:12 al latín en el siglo IV. Agustín de Hipona formularía la declaración más clara del "pecado original" basada en "traducciones erróneas, exégesis erróneas y todo eso"4. La declaración de José Smith de que seremos castigados por nuestros propios pecados, entonces, sirve como una restauración bien necesitada de esta importante doctrina5. Otro aspecto de los Artículos de Fe tiene que ver con la autoridad del Sacerdocio para actuar en nombre de Dios. Según José Smith: "Creemos que el hombre debe ser llamado por Dios, por profecía y la imposición de manos, por aquellos que tienen la autoridad, a fin de que pueda predicar el evangelio y administrar sus ordenanzas" (Artículos de Fe 1:5). Gran parte de este artículo de fe parece haber sido extraído de la primera epístola de Pablo a Timoteo, ya que Pablo le dice a Timoteo que su llamamiento le " fue dado por medio de profecía con la imposición de las manos del consejo de ancianos" (1 Timoteo 4:14). Es decir, como lo señaló John W. Welch: "Cada elemento de una ordenación al sacerdocio apropiada está incluido en los pasos descritos tanto por José Smith como por Pablo"6. Este patrón también coincidiría con la descripción de las ordenaciones reales de varios individuos a lo largo del Nuevo Testamento7. Cuando siete hombres fueron llamados para ayudar a los Doce Apóstoles, se nos dice que "después de haber orado, les impusieron las manos" (Hechos 6:6). Del mismo modo, Bernabé y Saulo solo fueron enviados en misión después de que los apóstoles oraran y les impusieran las manos (Hechos 13:3). Además, el autor de la epístola a los Hebreos deja claro que "nadie toma para sí esta honra [del sacerdocio], sino el que es llamado por Dios, como lo fue Aarón" (Hebreos 5:4), dejando claro que solo los representantes autorizados del Señor podían llamar a alguien a un oficio del Sacerdocio8. Otra comparación que merece la pena se encuentra en el último Artículo de la Fe, que menciona al apóstol Pablo por su nombre: Creemos en ser honrados, verídicos, castos, benevolentes, virtuosos y en hacer el bien a todos los hombres; en verdad, podemos decir que seguimos la admonición de Pablo: Todo lo creemos, todo lo esperamos; hemos sufrido muchas cosas, y esperamos poder sufrir todas las cosas. Si hay algo virtuoso, o bello, o de buena reputación, o digno de alabanza, a esto aspiramos. La "amonestación de Pablo" mencionada por José Smith se extrae de dos versículos de las escrituras escritos por Pablo. En 1 Corintios 13:7, Pablo declara que la caridad, el don espiritual más grande que los Santos deben buscar, "todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta". Según tanto José Smith como Pablo, los Santos llenos de este amor serían entonces capaces de realizar estas mismas acciones. La última frase de este artículo de fe está igualmente extraída de Filipenses 4:8, que afirma que "todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si hay algo digno de alabanza, en esto pensad". Al hacerlo, podremos disfrutar de la presencia y los dones del "Dios de paz" en nuestra vida cotidiana (véase Filipenses 4:9).

El porqué

La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es una restauración de la Iglesia establecida por Jesucristo en la antigüedad. Como tal, cree en las mismas doctrinas fundamentales que se enseñaban en la antigüedad, y las bases de la Iglesia se pueden encontrar en toda la Biblia. Estas enseñanzas fueron luego identificadas y condensadas por el profeta José Smith para ofrecer una declaración fácilmente accesible de las doctrinas fundamentales de la fe en Jesucristo que aún se enseñan hoy en día en La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Como lo resumió John W. Welch: "El trabajo magistral que José Smith realizó al condensar las enseñanzas de Pablo en una sola página refleja profundamente su inspiración y su fe articulada en el evangelio. Así tenemos los Artículos de Fe de la Iglesia apostólica primitiva restaurados en las experiencias de los últimos días de un profeta moderno"9. Además, aunque solo hemos considerado los Artículos de Fe 2, 5 y 13 en esta breve explicación, todos los otros diez Artículos de Fe también encuentran fuertes contrapartes en las diversas epístolas de Pablo. Los Santos de los Últimos Días creen en seguir toda la verdad, no solo unas cuantas doctrinas favoritas o convenientes. Se anima a los lectores a estudiar cada uno de los Artículos de Fe y sus contrapartes en el Nuevo Testamento para ver en conjunto la visión expansiva del Evangelio de Jesucristo que compartieron el apóstol Pablo y el profeta José Smith. El verdadero cristianismo desea recibir la plenitud de las bendiciones infinitas y eternas de Dios. Todo lo que el Padre tiene está prometido a los seguidores diligentes, amorosos y leales de Jesucristo10. Después de comparar los Artículos de Fe con las epístolas de Pablo, está claro que "la congruencia entre las enseñanzas de José Smith y Pablo muestra que son de una misma mente y una misma voluntad como apóstoles de Jesucristo"11. Estas breves declaraciones de fe, tal como se encuentran en el Nuevo Testamento y en los escritos de José Smith, pueden considerarse entonces como doctrinas atesoradas por todos los cristianos en todas partes, tanto antiguos como modernos, tanto jóvenes como ancianos, tanto hombres como mujeres, tanto a título personal como en cuanto a un grupo de creyentes en el Evangelio de Jesucristo.

Otras lecturas

John W. Welch y John F. Hall, “The Articles of Faith in the Letters of Paul” en Charting the New Testament (Provo, UT: Foundation for Ancient Research and Mormon Studies, 2002), tabla 15–16. John W. Welch, “Co-Authors of the Articles of Faith”, The Instructor 104, no. 11 (1969): 422–426.

1.Church History”, Times and Seasons 3, no. 9 (1 March, 1842): 706–710. 2. John W. Welch y John F. Hall, “The Articles of Faith in the Letters of Paul” en Charting the New Testament (Provo, UT: Foundation for Ancient Research and Mormon Studies, 2002), tabla 15–16. 3. John E. Toews, The Story of Original Sin(Cambridge, UK: James Clarke & Co., 2013), 57; énfasis en el original. 4. Toews, Story of Original Sin, 70. 5. Para un análisis de las opiniones de los Santos de los Últimos Días sobre la Caída de Adán en contraste con la doctrina del pecado original, véase Daniel K Judd, “The Fortunate Fall of Adam and Eve”, en No Weapon Shall Prosper: New Light on Sensitive Issues, ed. Robert L. Millet (Provo, UT: Religious Studies Center, Brigham Young University; Salt Lake City: Deseret Book, 2011), 297–328. 6. John W. Welch, “Co-Authors of the Articles of Faith”, The Instructor 104, no. 11 (1969): 423. 7. Los oficios que se encuentran en el sexto artículo de la fe también reflejan la lista de oficios del sacerdocio dada en otros lugares por Pablo. Para una comparación de uno de estos oficios en la iglesia moderna y antigua, véase Central del Libro de Mormón, “¿Qué es un evangelista? (Efesios 4:11) ”, KnoWhy 692.8. Aunque a menudo se supone que Pablo es el autor de la epístola a los Hebreos, la carta es, en sentido estricto, anónima. Para un debate sobre la autoría de Hebreos, véase Richard D. Draper y Michael D. Rhodes, The Epistle to the Hebrews (Provo, UT: BYU Studies, 2021), 4–11. 9. Welch, “Co-Authors of the Articles of Faith”, 426. 10. José Smith buscó la plenitud del Evangelio, e incluyó en estos trece artículos básicos la palabra "todo" siete veces: “todo el genero humano puede salvarse” (Artículos de Fe 1:3), “todo lo que Dios ha revelado” “todo lo que actualmente revela” (Artículos de Fe 1:9), “concedemos a todos los hombres el mismo privilegio” (Artículos de Fe 1:11), “todo lo creemos”, “ todo lo esperamos” y “esperamos sufrir todas las cosas” (Artículos de Fe 1:13). Siete veces todo es decir todo al poder total.11. Welch y Hall, “The Articles of Faith in the Letters of Paul”, tabla 15–16.

Nuevo Testamento
Artículos de fe
Restauracion

© Copyright 2024 Central de las Escrituras: Una organización sin fines de lucro. Todos los derechos reservados.. Registrado 501(c)(3). EIN: 20-5294264