Publicación aportada por Central de las Escrituras

Black Logo

¡Hallazgo en México de huesos de caballo de la época del Libro de Mormón!

Octubre 27, 2022

La revista “The Geological Society of América” publica estudio referente a importante hallazgo de huesos de caballo de la época del Libro de Mormón

¡Esta puede ser la noticia del año!. La reciente investigación realizada por expertos tanto de México como de Estados Unidos de América, respecto a huesos de caballo del “Holoceno” hallados en San Luis Potosí, México en el Rancho Carabanchel (23.8131° N, 100.7023° W),  detalla que hicieron la prueba de fechas para restos de caballos con radiocarbono calibradas y hallaron que correspondían a la época precolombina.

La revista menciona un dato muy importante: “Los sitios de vertebrados tanto del Pleistoceno como del Holoceno son razonablemente comunes en el oeste de América del Norte, pero tener un sitio del Holoceno superpuesto a uno del Pleistoceno, con una mezcla de artefactos humanos y caballos extintos, es raro. Esta sin embargo, es la situación en Rancho Carabanchel en San Luis Potosí. Su carácter más singular radica en la producción de especímenes de Equus del Post-Pleistoceno a la edad Precolombina”. 1

Los investigadores, pertenecientes a varias instituciones académicas de México y de Estados Unidos, mencionaron que los restos de caballos encontrados (y que algunos de ellos corresponden a épocas precolombinas), son de la especie Eqqus cf. Mexicanus, y otros de la especie Eqqus c.f. conversidens. Aunque también hay de otras especies, pero estas dos son las que sobresalen.

Importante hallazgo de huesos de caballo de la época del Libro de Mormón
(Dentario derecho con p2 – m3 de Equus cf. mexicanus (USLPA 039). A: vista oclusal, B: vista lingual).

Aquí otra parte de lo que dice el informe original:

“En Rancho Carabanchel se encontraron tres especies de caballos. Son Eqqus cf. mexicanus, E. cf. conversidens y E. cf. tau. Un número suficiente de especímenes obtenidos muestra claramente tres especies distintas. El tamaño más que los caracteres dentales permitían identificaciones. Equus cf. mexicanus tiene la mayor representación, seguido de E. cf. conversidens y luego E. cf. tau. Las primeras dos especies nombradas han sido fechadas lo suficiente como para mostrar que ambas vivieron en el período posterior al Pleistoceno, con E. cf. Mexicanos aparentemente sobreviviendo más tiempo”.

(Dentario derecho de Equus cf. tau (USLPA 001). A: vista oclusal, B: vista lingual)

Los investigadores  presentaron sus reseñas de trabajo académico en “The Texas Journal of Science” y en la “Texas Academy of Science”.

“Discutimos cómo nuestros datos se suman a la creciente información que implica que los caballos pueden haber persistido en esta región de México mucho después del evento de extinción clásico del Pleistoceno tardío. Nuestras conclusiones bien pueden ilustrar que el episodio de extinción fue en realidad un proceso que duró hasta bien entrado el Holoceno y no fue el evento que imaginan muchos paleo ecólogos y arqueólogos”. 2

La importancia de este resultado académico radica en que, tras los estudios y pruebas científicos aplicados, se demostró que los restos de caballo encontrados en Rancho Carabanchel, Cedral, San Luis Potosí, corresponden a fechas más tempranas que las del final del Pleistoceno Temprano (10,000 a.C.). Es decir, los restos encontrados en México son aún más recientes que el año 10,000 a.C.

El estudio se ha dejado en la mesa para que otros investigadores hagan otro tipo de pruebas y que apoyen o contradigan los resultados. Sin embargo, sea lo que sea, es la primera vez que un grupo de científicos presenta resultado de la presencia de caballos en América en periodos más tempranos que el Pleistoceno.

(Dentario derecho Eqqus cf. Mexicanus in situ)

Relata la Historia de América que los caballos no existieron en el continente durante la época prehispánica, y se dice que los caballos no eran conocidos en Mesoamérica, pero por otro lado el Libro de Mormón, insertado en la misma época precolombina, menciona que sí existieron. ¿Cómo entender esta aparente contradicción?

Los resultados arriba mencionados respecto al hallazgo de los huesos de caballo de la época del Libro de Mormón, y que datan de épocas prehispánicas, corroboran lo que se menciona en el Libro: sí hubo caballos en dicha época.

La palabra caballos se menciona en varias ocasiones en el Sagrado Libro. Por ejemplo, Enós menciona que aproximadamente en el año 420 antes de Cristo,  los nefitas procuraban cultivar la tierra para alimentarse, pero sobre todo dice que criaban animales; entre ellos los caballos:

Y aconteció que el pueblo de Nefi cultivó la tierra, y produjo toda clase de granos y de frutos, y crio rebaños de reses, y manadas de toda clase de ganado, y cabras y cabras monteses, y también muchos caballos” (Enós 1:21).

En el Libro de Éter, que corresponde a la época jaredita, también encontramos la palabra caballo . Éste Libro se escribió más o menos en el año 1,400 a.C., de acuerdo con John E. Clark.3

Aquí podemos leer que se habla de animales útiles para el hombre, por supuesto entre ellos el caballo:

“Y también tenían caballos y asnos, y había elefantes y curelomes y cumomes, todos los cuales eran útiles para el hombre, y más particularmente los elefantes y curelomes y cumomes” (Éter 9:19).

Es muy importante resaltar que, aunque los restos de caballo estudiados datan de épocas del Libro de Mormón, están alejados espacialmente de donde se supone que se llevaron a cabo los eventos de dicho Libro, pero por lo menos ya habrá evidencia científica de que existieron caballos en dicho periodo de tiempo, y eso debemos resaltar.

Por último, debemos considerar igualmente importante que en el reciente estudio en el que se encontraron huesos de caballo de la época del Libro de Mormón, se identificaron dos especies de Equus que corresponde a los tiempos del Libro, pues menciona al asno (o burro) y pertenece a la familia de los caballos (Equidae). El Eqqus coversidens es un caballo de tamaño pequeño a mediano y posiblemente sea el asno que mencionaron los jareditas y los nefitas.

Por su parte el Eqqus mexicanus era un equino más grande que calificaría propiamente para los caballos mencionados en el Texto Sagrado. De tal modo que los hallazgos en el Rancho Carabanchel de Cedral pueden ayudar a explicar no solo uno sino dos animales del Libro de Mormón.

La propuesta de los científicos que acaban de fechar huesos de caballo para época muy tardía del pleistoceno significa que, ya hay alguien en el mundo que presenta pruebas científicas contundentes de la existencia de caballos durante la época precolombina y en consecuencia del Libro de Mormón. Ahora se esperará que otros científicos se sumen a la propuesta o bien, la rechacen, pero en ambos casos, deberán tomar como referencia el estudio aquí descrito.

*Este artículo es aporte del Profesor Javier Tovar.

Otras lecturas

Central del Libro de Mormón, KnoWhy #649 ¿Lehi encontró caballos cuando llegó a las Américas?“.

Para saber más  acerca de temas interesantes del Libro de Mormón, visite el grupo de Facebook de Arqueología del Libro de Mormón, del Profesor Javier Tovar: https://www.facebook.com/groups/arqueologiadellibrodemormon/permalink/2098971546973299/

 

1. MILLER, W., PEREZ -ROLDÁN, GOMEZ -NUÑEZ, MADRAZO-FANTI, ORTÍZ-PEREZ. 2021, “Caballos precolombinos del Postpleistoceno de un sitio en San Luis Potosí”, México.,Oregón, USA.

2. MILLER, W., PEREZ -ROLDÁN, GOMEZ -NUÑEZ, MADRAZO-FANTI, ORTÍZ-PEREZ. 2022. “Caballos Post-Pleistoceno (Eqqus) de México. The Texas Journal of Science. USA.

3. (3)CLARK, JOHN E. Archeology, Relics, and Book of Mormon Belief. Journal of Book of Mormon Studies 14, no. 2 (2005): 46.

 

 

¡Sigue nuestros posts en Central del Libro de Mormón, para saber de las últimas noticias acerca de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días!

Libro de Mormón

© Copyright 2024 Central de las Escrituras: Una organización sin fines de lucro. Todos los derechos reservados.. Registrado 501(c)(3). EIN: 20-5294264